CURTICIÓN VEGETAL

 

 

 

 

.

Curtición 100% Vegetal

 

 

 

 

.

Proceso Artesanal

 

 

 

 

.

El curtido vegetal

Es el método más tradicional y antiguo de curtir pieles. El curtido vegetal es un proceso artesanal que nos hemos encargado de pasar de generación en generación, utilizando tanto recetas antiguas como tecnología punta.

Nos especializamos en la transformación de pieles de vacuno crudos en un material que perdure en el tiempo. Este proceso solo se da lentamente en bombos de madera, empleando taninos naturales, tecnología y máquinas modernas, y nuestros conocimientos artesanales adquiridos con el paso del tiempo.

Las materias primas que usamos para el proceso del curtido son los cueros crudos procedentes de proveedores, nacionales y europeos, de la más alta calidad y productos naturales. Entre estos ingredientes están los taninos naturales que se extraen de cortezas, maderas, frutos y hojas de árboles. Los taninos que habitualmente usamos son los de madera de quebracho (schinopsis lorentzii) y corteza de mimosa (acacia dealbata). Debido a ello, el color del producto terminado suele ser cálido, con tonos ricos en la gama de los marrones. Otros ingredientes naturales son los aceites usados en el proceso de engrasado tales como el de girasol y de oliva. Todo este proceso permite la conservación de la fibra del cuero e incorpora características únicas de suavidad al tacto, elasticidad y resistencia.

La curtición 100% vegetal es el único método que puede otorgar al cuero sus características propias: es natural y ecofriendly. En Curtidos Luprimo garantizamos que nuestros productos están libres de agentes químicos y son responsables con el medioambiente.

El resultado: Un cuero duradero que solo puede mejorar con el tiempo.
Curtidos Luprimo utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies y tiene conocimiento de nuestro aviso legal y política de privacidad ACEPTAR
Aviso de cookies